miércoles, 17 de junio de 2009

Homework




Hace un montón de tiempo que tenía trabajo atrasado. Muy atrasado. Eran una pila de trámites sencillos que tenía que finiquitar. Sobre mi escritorio, la pila de papeles me miraba, prepotente. Iba creciendo, como los chicos que toman Danonino. Una vez me atacó y todo, se cayó sobre mi teclado, mientras yo, completamente impotente, sólo atiné a volver a apilarla. Y estaba más alta que antes de caerse.

Durante varios días, por una serie de inconvenientes, no fui a trabajar a la oficina (recuerden que estaba haciendo de madre enfermera). Un día me puse a pensar en mi pila de papeles que, por una cosa o por otra, nunca había podido liquidar. Siempre había algo más importante que hacer. Siempre sonaba el teléfono, salvándome del tedio de leer quichicientas fojas, en su mayoría hechas de fotocopias ininteligibles. Extrañé mi pila. Me la traje a casa.

En mi interior, sabía que la había traído a casa solamente para sacarla a pasear un rato, a que tome aire, a que sienta el peligro de ser comida por un perro o pegoteada con mermelada. Supuse que, el martes siguiente, me reintegraría a trabajar con mi pila intacta. Más alta, a lo mejor.

Pero no. En una hora de viernes, y dos horas sacrificadas al sábado, terminé. Todo. A mi manera. No en la oficina. En mi casa, en pantuflas de peluche, tomando mate y mirando capítulos viejos de "Dr. House" y de "La Ley y el Orden."

¿Alguien podría explicarme cómo pude, en tres miserables horas, con las patas arriba de la mesa, terminar lo que me torturaba hacía meses? Y ya que estamos... ¿algún voluntarioso podría explicarle a mi jefe que trabajo mejor en mi casa?

11 comentarios:

Anónimo dijo...

Una preguntita: tu jefe aprobó el trabajo que realizaste????

Thotila dijo...

Uuuuhhhh!!! LLEGO LA POLICA LABORAL!!!
Que facil es acumular montones de cosas sencillas en el trabajo!! A mi me pasa siempre. Hay muy pocas cosas que se le puede explicar a un jefe, se le puede explicar (por ejemplo) como usar un picaporte, pero no como llenar un sudoku, meor dicho, se le puede explicar, pero eso no significa que lo entienda.

Saludos.

LoreVero dijo...

Llevo 3 "aislada" de los 5 indicados por el pediatra, ya que mi peque esta con bronquitis, y al leerte me he sentido tan identificada,cada vez que se me acumula(notese que no me hago cargo, se acumula solo)trabajo en la oficina, suelo traerlo a casa y "magicamente" el sabado por la tarde esta finiquitado!!!No me gusta la idea de quedarme todo el dia en casa como ama de casa, pero me fascina cada vez mas el poder trasladar "mi" oficina a casa...Asi que si encontras a alguien que se lo explique a tu jefe, hacemos un 2x1 y que se lo diga al mio!!!

Eric dijo...

Iba a decir que sí, que a mí me pasa lo mismo, que en la tranquilidad de casa trabajo mucho mejor que en la oficina... pero vi el comentario del Anónimo y no puedo menos que sumarme a la pregunta!

Gran Lady dijo...

Anónimo de 11:53; que me revolucionó a mis escasos comentaristas: yo lo hice, si mi jefe es lento y prefiere llorar en el blog de Independiente antes que ver mi trabajo, no es asunto mío ;)

Thotila: Encima yo en este momento en el trabajo estoy en una etapa de transición, tengo un jefe y un supuesto ex jefe que todavía no se dio cuenta que es ex. Es como esos novios que, después de cortar, te siguen comprando bombones el 14 de febrero.

LoreVero: Con toda la tecnología que tenemos, desperdiciar tantas horas afuera de casa, cuando además sabemos que en casa rendimos más; es una picardía. Además, en la oficina muchas veces tengo la cabeza en casa, pensando en si la niña está bien en el jardín, si comió, si si si. Vos me entendés. Si, ponele, tuviera que ir a laburar un par de horas por semana, y el resto hacerlo en casa, sería la tipa más feliz.

Eric: Remítase a la respuesta que le dí a Anónimo. Que, entre nos, yo sé que de anónimo no tiene nada.

nadasepierde dijo...

Capaz es que ponerse con la voluntad de sacarse algo de encima, es tener la mitad hecho.
Me pasó en la oficina esta semana, no se porqué, en realidad si se porqué...bloquearon el acceso a todo lo que sea boludeo (lease facebook y socal networking) y me sacaron la posibilidad de vagar de blog en blog, como suelo hacer cuando puedo. En media hora saqué una montaña de cosas atrasadas acumuladas en la espera de encontrar las ganas.
A quien se le ocurre bloquear el acceso a internet en la oficina!???
saludos

Acacia dijo...

¿querer es poder?

Julia dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Julia dijo...

A veces postergamos tanto las cosas que toman una entidad mayor a la verdadera, y recién cuando le hacemos frente no damos cuenta que no era tan grave.
Gracias por tu visita.
saludos

LGS dijo...

A mi me llevo mucho tiempo saber donde rindo mejor... Pero siempre,siempre tiene que estar el nectar del alto Paraná presente (léase Mate). Sin eso, me falta algo.
Desde que no tengo jefe pero tengo que manejar bastante tiempo y trabajar contra reloj, si bien se me pasa la jornada volando, no aguanto el malhumor de nadie, si quiero para (me pido permiso a mi mismo y me digo que si con una sonrisa) siempre, pero siempre, me falta el verde compañero...
En fin, uno rinde mejor en el lugar que se siente mas comodo...

Saludos!

Gran Lady dijo...

NsP: En mi ofis hace ratísimo que está bloqueado facebu, msn y similares. Y la navegación por internet está controlada (todos tenemos usuario y contraseña, y en seguida se sabe con que usuario y contraseña se entró a tal hora en tal página). En el trabajo hago cosas, pero definitivamente las hago mejor en casa.

Acacia: Querer siempre quería. Pero ahora que probé hacerlo en pantuflas, no sé si quiero hacerlo de tacos altos.

Julia: Es verdad. Fue como arrancar una curita.

LGS: Si a mí me sacaran el mate, no podría trabajar ni en casa ni en la oficina, no podría haber estudiado y creo que tendría severísima crisis de abstinencia. El "libre de humo" me lo banco porque es por la salud y por los demás y que se yo, pero si fuera "libre de mate" me ahorco.