martes, 23 de junio de 2009

La rubia tarada





Allá lejos y hace tiempo, cuando estaba en la escuela primaria, tenía una compañerita con la cual no nos llevábamos del todo bien. En realidad, nos llevábamos bastante mal. Quiso el destino que, en la secundaria, nos encontráramos de nuevo. Ahí, en la secundaria, apareció una Lili reloaded. Se había sacado los lentes, la ortodoncia y se había teñido el pelo. Ya no éramos más dos morochitas peleándonos en el recreo. Ahora era una gordita morocha (yo) y una anoréxica rubiocha. Además, esas ventajas de tener una madre peluquera, la tintura rubia le quedaba perfecta, tan natural que nadie creía que era teñida. Lili era mala, malísima. ¿Alguien vio una película con Lindsay Lohan sobre las "chicas plásticas"? Bueno, el personaje de las chicas plásticas es Lili en persona. Ýa no era mala, digamos. Era cruel. Y si, como yo, eras gordita, morocha, virgen y llena de granos, te puedo garantizar que Lili podía hacer de tu secundaria una pesadilla.

Siempre fui bastante cara dura, me encantaba actuar en todos los actos escolares. Hete aquí que en cuarto año, la profesora de Instrucción Cívica (como dato agrego que era estudiante avanzada de Derecho) comenzó a preparar un número, para fin de año, sobre la justicia y qué se yo. Ahí me anoté yo, en primer lugar, para representar el codiciado papel de Justicia.

Respuesta de la profesora de Cívica: "Ah, no. El papel de la Justicia ya lo tiene Lili. Todo el mundo sabe que la Justicia es rubia."

Y hoy por hoy, esa profesora ya es colega. Así anda la justicia, porque hay gente que cree que es rubia. Y eso creo que de alguna forma me traumó. A lo largo de los años, tuve el pelo de todos colores. Caoba, anaranjado, negro, chocolate, pero nunca de los nuncas, rubio. Tal vez como rubia sería más feliz.


*La escultura que ilustra el post es "La justicia", de Rogelio Yrurtia. Está en el hall central del Palacio de Tribunales, Talcahuano 550. Es una copia. El original está en un cementerio, sobre la tumba de un conocido abogado. Como dijo Alejandro Carrió "la justicia de tribunales es una copia, la verdadera está en el cementerio."

12 comentarios:

☀Pau☀ dijo...

Me da un poco de vergüenza pensar que la turra esa tenía razón (en la cárcel hay más morochos que delincuentes).

Julia dijo...

Por buda, que hdp la profesora. Cómo te va a decir semejante aberración.
Cómo va a emitir un juicio de valor semejante. Es para matarla.

Acacia dijo...

Denunciala ante el Tribunal de Honor del CPACF!!!!

Pero andá siempre con cuidado, que me da la impresión de que Lili también debe ser colega....

............................
Hablando ahora en serio: No pudo haber dicho semejante pavada!
Verguenza ajena da esa mujer.
................................

Thotila dijo...

Que buena analogia!! "La justicia es rubia", BRILLANTE, pero la brillantes producto de una mente ignorante, buenisimo!!.
Una vez lei por ahi que el pelo rubio es un gen recesivo, es decir, cada vez hay menos rubios en el mundo... no tiene nada que ver, pero bue.

Astrea no era rubia.


Saludos

Viejex dijo...

Lapidaria la frase de A. Carrió. Me dejó murmurando obscenidades....

nadasepierde dijo...

Asi estamos en este país....la justicia es rubia!!! a quien se le puede ocurrir ese disparate???
y era profesora? este país está desahuciado, sin vueltas.
y es cierto, la justicia está en el cementerio.
Por Lili, no sé , me imagino que seguirá haciendo de rubia tarada.

beso

Eric dijo...

Ja!
Flor de turra la profesora esa.
Entonces, si la rubia es teñida, habría que pensar que es una justicia trucha?
En ese caso, tal vez, estaríamos más cerca de la realidad.

Lic_jasper dijo...

la justicia es rubia... tengo miedo!!!
XP

Directora de Orquesta dijo...

Ah, si. Yo estoy de acuerdo con ella. Los morochos tienen la culpa de todo. Menos mal que siempre hay un rubio para impartir justicia

Zeithgeist dijo...

como que la justicia es rubia???
bueh.. ahora que lo pienso puede ser eh?
Se la cogen tanto que algo sexi debe tener la desgraciada.

Gran Lady dijo...

Pau: El derecho penal de peligrosidad, de etiquetar a alguien por el color de piel o la extracción social, lamentablemente sigue vigente.

Julia: No la maté. Y por suerte, mi idea de justicia es bastante más distinta que la de ella.

Acacia: Lili no es colega, por suerte. Hace un tiempo (de una forma curiosa, ya contaré como) me enteré que se recibió de farmacéutica y tiene una súper farmacia.

Thotila: En general, en casi todas las ilustraciones de la justicia, es rubia y bonita. Personalmente, me gustaría que fuera un poco más ciega.

Viejex: La frase está en un graciosísimo libro llamado "¿Será Justicia? Todo lo que no enseñan en la Facultad de Derecho." Y lamentablemente, es verdad que la escultura es la réplica. Ahora, igual durante muchos años me atemorizaba verla al entrar al hall de Tribunales. Por suerte hace mucho que no paso por ahí.

NsP: Sí, sigue haciendo de rubia tarada. Ya tengo post preparado al respecto.

Eric: Cuando fue el asunto de Tato Bores con la jueza Barunbudumbundía, el inmortal Pappo había hecho un video con una rubia despampanante en portaligas, con un ojo tapado y una balanza. En vez de espada, tenia un champagne. No lo pude encontrar por ningún lado.

Lic: ¿Acaso le teme a las rubias?


Dire: Dicho por usted, suena gracioso. Lo lamentable es que hay quienes lo piensan en serio.

Zeithgeist: Con lo dicho por usted, cobra distinto valor el grito de "Justicia para todos"

FormenteraLady dijo...

mamma mía, qué pelotudez! siempre la vi marmolada, gris beige, pero rubia?!
me parece escandalosamente... ¿nazi?