viernes, 26 de junio de 2009

Zurditos




Hace unos días escribí acerca de las supersticiones. Después de semejante revelación, no quise dejar nada librado al azar, por lo que me embarqué en un afán insano de descubrir supersticiones. Y, para mi sorpresa, gran cantidad de supersticiones, creencias populares o como se llamen, están relacionados con la mano izquierda. Descubrí también que en muchos casos no son supersticiones propiamente dichas, sino que son estándares de urbanidad, buena educación y ceremonial. Brindar sosteniendo la copa con la mano izquierda, no solamente trae mala suerte, sino que es de malísima educación. Bajarse de la cama con el pie izquierdo, augura un día de perros. Entrar a un lugar con el pie izquierdo, es lo peor que te puede pasar. Ni hablemos de dar la mano.

Estoy en el horno. Soy zurda. Parafraseando a Sabina, soy zurda, zurdísima. No solamente soy inútil con la mano derecha: puedo llegar a ser peligrosa.
Hasta ahora, por las normas de decoro y civilización, doy la mano derecha, doy vuelta los cubiertos en un restaurante sin hacer escándalo y pará de contar. Uso el reloj en la derecha, porque me cansé de rayarlos y golpearlos cuando trataba de hacer cosas. Sufrí horrores con los pupitres individuales que tienen el apoyabrazos a la derecha. Me compré una tijera para zurdos. Pero igual hay pequeños detalles que los diestros no tienen en cuenta.

¿Vieron las ollas o jarras que vienen con piquito? Están hechas para volcar con el piquito mientras son agarradas con la mano derecha. Ahora salieron unas muy prácticas con el piquito en el medio. No saben las veces que me tiré el jugo encima. ¿Y los abrelatas? ¿y los cuchillitos con serruchito tipo tramontina? ¿trataron de pelar una manzana con ese cuchillo, usando la mano izquierda? El filo queda al revés.

Históricamente, se relacionó a la derecha con Dios y a la izquierda con lo siniestro (de ahí viene lo de “a diestra y siniestra”). Me ahorro comentarios políticos sobre la derecha y Dios. ¿Pero llamarme siniestra? Por ejemplo, se da la mano derecha porque, en la antigüedad, se demostraba así que uno no estaba empuñando un arma. Yo soy buenita, no ando armada. Pero igual soy siniestra.
Casi siempre los zurdos abusamos de los prejuicios. “Los zurdos somos más inteligentes”. A eso le agregaría que, no sé por que cuestión fisiológica, también tenemos más posibilidades de sufrir de esquizofrenia. Siniestra y esquizofrénica, hasta aquí llegué.

También abusamos de personajes famosos supuestamente genios por su zurdera. “Leonardo Da Vinci era zurdo”, “Paul Mc Cartney también”. ¿ Y Marie Curie, Roger Waters, Dalí, Bach, Cortázar, Pasteur, Favaloro? ¿Vendrían a ser las excepciones, los diestros que confirman la regla de la genialidad siniestra?

Por ahora, como dije, ya me adapté con la tijera comprada en el zurdomercado de Flanders. Y hay algo bueno o malo, depende. Cuando damos besos en la mejilla, los zurdos tendemos a hacerlo para el otro lado, con lo cual más de una vez le plantamos un beso en la boca al menos pensado.

Pero no me pidan que brinde con la mano derecha. Corro peligro de tirar la copa y hacer desastre de proporciones. Aunque, en ese caso, gritamos “alegría alegría” y exorcisamos todos los males.

14 comentarios:

☀Pau☀ dijo...

Me mató eso de que con la derecha podés ser peligrosa!!! sabés cómo te entiendo?? A mi me pasa que con la mano izquierda soy completamente inútil (la tengo para que el brazo no me termine en punta).
Pero con la derecha también!!!!!!!
¿Eso quiere decir que soy ambidiestra?

Mariano dijo...

Lástima que seguro no le guste jugar al fútbol que si no...
Bueno, si le gusta avise. Los zurdos están cotizando muy bien en este momento.

La Rusa dijo...

Uh, lo del brindis lo tenia al reves!!! para mi habia que brindar con la mano izquierda (la del corazón)... ahora me entero que quedé mal con mucha gente!!!

(como si me importara, jeje)

Thotila dijo...

Uhhh!!!... me toco un tema sensible, yo soy inutil con la izquierda, no puedo ni abrir una coca, peeero, siempre se me confunden izquierda y derecha, trato de abrir las canillas y las cierro, o cuando las quierro cerrar rapido (antes que rebalse un recipiente) la abro mas. Lo mismo me pasa con los tornillos, los picaportes redondos y todo tipo de roscas. Pero puedo escribir con las dos manos, con la derecha escribo normal, pero con la izquierda puedo escribir de derecha a izquierda (al revez no puedo), incluso puedo escribir con las dos manos al mismo tiempo (una para un lado y la otra para el otro.
Con los cuchillos no tengo problema, lo puedo usar con las 2 manos, la clave esta en la inclinacion del filo, tijeras no probe.. a ver... se siente rara al tacto, pero pude cortar sin problemas.
No se porque me interesan mucho estas cosas, je.
Y saludar... para mi es lo mismo saludar con una mano o con la otra, a veces doy la mano con la izquierda y agarro a la gente desprevenida.
Como le conte antes, no creo en supersticiones populares, solamente en las personales.


Saludos.

Viejex dijo...

Asi que zurdita, eh? No podia esperarse otra cosa de una ricotera de ley.

Gran Lady dijo...

Pau: Yo también soy peligrosa con las dos manos, aunque con una más que otra. En breve, escribiré sobre mi torpeza.

Mariano: Imagine cuánto me interesa el fútbol, que en un post sobre zurdos no mencioné a Maradona!

Rusa: Lo de la mano del brindis es un tema social, como dar la mano al saludarse y todo eso. Ni se imagina las veces que tiré la copa a la miércoles.

Thotila: Lo de la escritura "en espejo" es muy interesante. Tal vez no es tan diestro como cree. (jaja sarcasmo)

Viejex: Me descubrió. Zurda de cuerpo y alma.

Thotila dijo...

Si, a veces me siento un siniestro atrapado en el cuerpo de un destro...

Violeta Martínez Uría dijo...

Mi mano zurda es un apéndice triste que no sirve ni siquiera para sentir cosquillas. Mi inutilidad física se concentra en mi lado izquierdo. Con mi pie izquierdo no puedo tampoco esconder las mugres bajo la alfombra, ni tampoco correr la bolsa de agua caliente bajo las sábanas.
El costado izquierdo de mi cadera no sabe de meneítos sincronizados con mi lado derecho y que no me pidan mover mi brazo derecho a la vez que en círculos doy giros a mi pierna izquierda...
MI lado izquierdo fue concebido sólo con la única función de hacerle contrapeso a mi lado derecho.

Lic_jasper dijo...

yo solo puedo cortar con la izquierda... nada mas!!!
choco codos, vivo peleandome con los comensales (?)

Natalia Alabel dijo...

Y qué decir de René Lavand, se quedó sólo con la mano izquierda y no le fue nada mal.

Eric dijo...

JA! René Lavand!

Ahí un ejemplo de lo que se puede hacer sólo con la mano izquierda.
Aunque a mí, de alguna manera, no me llega. Soy diestro y con la izquierda también hago desastres...

Eugenia.- dijo...

Ah, ser zurda no es tan malo, yo me acostumbre.

Y odio en secreto a todos por eso :P

Pero me recordaste mi odio hacia los pupitres con el apoyabrasos... Años sufriendo esa porqueria.

Saber que soy siniestra e slo unico que me consuela.

Gran Lady dijo...

Thotila: Una vez más, le explico: si siente que tiene otra persona atrapada en su cuerpo, eso se llama esquizofrenia.

Violeta: Bueno, no es para tanto. Uno de los parámetros clásicos de belleza es la simetría.

Lic: Es terrible lo de chocar codos. Yo también peleo con los demás comensales. Y de paso, tiro los vasos y botellas que andan cerca.

Natalia: Me había olvidado de Rene Lavand! Y hay otro que también quedó con la mano izquierda solamente, y ahora es gobernador. Al final podrá decirse que la zurda trae suerte?

Eric: Lo de ser desastroso debe ir más allá de ser diestro o siniestro. Es una cuestión de actitud.

Eugenia: ¡Por fin, un comentario verdaderamente siniestro!

Thotila dijo...

-¡Decile que no estas loco! DALE DECILE!-
-No jodas, lo dice en chiste-
-Ma que chiste ni que chiste?... ella sabe algo... sospecha-
-Basta, no seas asi-
-¡Al final vos siempre igual!, si las tuvieras bien puestas no me necesitarias a mi para hacer las cosas "pesadas". Dejame a mi-
-No, deja, yo le digo-
-Pero deciselo bien, no seas blandengue-
-Bueno...-

Yo no tengo esquizofrenia... yo quiero cantar.